Mi carrito
 

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Total productos: (impuestos inc.)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (impuestos inc.)
Continuar la compra Ir a la caja

El Codo de Tenista

El Codo de Tenista

Estamos ante la lesión más conocida dentro del mundo del pádel. Todos conocemos a alguien que la sufre actualmente o la ha padecido en el pasado, con miedo a una posible recaída. ¿Cuáles son los causantes de esta lesión? A todas estas preguntas trataremos de encontrar una respuesta en las siguientes líneas. Posiblemente estamos ante la lesión más conocida dentro del mundo del pádel. Todos conocemos a alguien que la sufre actualmente o la ha padecido en el pasado, con miedo a una posible recaída. ¿En qué consiste específicamente el codo de tenista? ¿Cómo se recupera? ¿Se puede prevenir? ¿Cuáles son los causantes de esta lesión?

Los problemas más frecuentes del codo son: epicondilitis o codo de tenista, epitrocleítis o codo del golfista y bursitis olecraneana. La epicondilitis (codo de tenista) es una de las afecciones más comunes del miembro superior. Después de ser diagnosticado con esta patología, le brindamos una serie de recomendaciones a seguir para su recuperación.

1.El tratamiento inicial del codo, implica un período de reposo, no mayor a 2 días, ya que esto cronificaría la patología.

2.Se puede aplicar hielo en el codo afectado. Nunca apliques hielo directamente, siempre recubierto por algun tipo de tejido.

3.Es de utilidad una codera que comprima los músculos, ya que impide la contracción completa de los músculos extensores, lo cual reduce la lesión que produce la tensión en el tendón extensor.

4.Esta compresión debe ejercerse desde una región distal al codo, por eso debe comprimir de 4 a 5 cm del antebrazo hasta el codo. Son de preferencia las coderas que abarcan más superficie y se colocan lo más abajo posible, así comprime más los músculos del antebrazo.

5. Como en toda patología muscular y articular, los antiinflamatorios no esteroideos son de utilidad para disminuir el dolor. 

6. En caso que el dolor no calme o estén contraindicados los antiinflamatorios no esteroideos, se puede aplicar infiltraciones locales con corticoides, que produce alivio de los síntomas en un 90% de los casos.

7.Esta infiltración puede repetirse en cuatro a ocho semanas si no hubo respuesta o se produjo recaída, pero no debe reiterarse más de tres o cuatro veces, ya que es poco probable que sea eficaz.

8.Después que el dolor desapareció, es importante recomendar un programa de ejercicios para fortalecer los músculos extensores del codo.

Uno de los causantes mas comunes de esta lesión es una mala ejecución en el golpe de revés. Cuando realizamos este golpe debemos asegurarnos que el codo se encuentra en extensión, ya que si golpeamos la bola cuando el codo se encuentra flexionado, se producirá una sobrecarga de la musculatura externa o epicondílea del codo que nos llevará de forma inexorable a la epicondilitis.

También tiene mucho que ver el peso de la pala, Si el peso es menor el antebrazo y el codo absorben la energía procedente de la pala, energía que debería ser absorbida por una pala con la masa suficiente.


2vote
1 2 3 4 5
Thank you for vote this article

Comments

There is no comment

Leave a comment

Enter your name
Fill up your name
Fill up your email, we'll never public your email.
Fill up your website
Enter your comment
Enter captcha code above